Pues a mi me encanta

Últimamente he escuchado muchas quejas sobre São Paulo y creo que me está saliendo el alma paulistana porque me parece que estos expatriados exageran…

Topic 1: la ciudad. Dicen que SP no es una ciudad acogedora, que es impersonal, demasiado grande. Hombre, pues teniendo en cuenta que en el área metropolitana viven 20 millones de personas (un país, vamos) y que Brasil es como medio continente la verdad es que no me esperaba otra cosa… En menos de un mes no pretendo haberme aprendido las calles, o desde donde hay la mejor vista,  o saber cuáles son ya las mejores “lanchonetes” (bar – cafetería – restaurante), o no perderme cuando cojo el bus. Pero si aplicamos el mismo razonamiento,  ¿no podrá cada uno encontrar su rinconcito, su refugio, su sitio favorito con lo grande que es esto? Malo será! como dicen en mi tierra.

Topic 2: los brasileños. La gente no me gusta, son unos bordes y/o pesados. Pues yo creo que no me han dado tantas veces las gracias ni me han sonreído tantas veces al día como desde que he llegado aquí. A mí me parecen majísimos. Y me sacaron a bailar el primer día que pisé un bar por la noche: minipunto.

Hay demasiada gente en todas partes, hay que hacer “filas” inmensas para todo. Eso es verdad. En el metro a hora punta difícilmente puedes respirar, ahora si, lo bueno es que es imposible que te caigas porque con tanta concurrencia la gravedad no puede actuar. Con suerte tendrás que hacer varios trasbordos y algún tren irá un poco más vacío. Lo de las filas es otra historia. Yo no he visto una cosa igual. Hay filas que me intrigan y de las que creo que nunca llegaré a saber para qué sirven. Hay filas hasta para coger número y seguir haciendo cola. La única solución es tener batería en el móvil y paciencia. Menos mal que yo venía entrenada de cecolandia.

Topic 3: no es como me esperaba. Aquí sólo voy a decir una cosa: Google.

Yo estoy encantada. Me gusta la ciudad, me gusta la gente, sabía a lo que venía y aún así me ha sorprendido para mejor.

[Nota para mis adorados: no me reconoceríais de lo poco que me estoy quejando ;-)]

Imagen

P.D.: Este finde he ido a la playa, me he hartado de sol, literalmente.

El fenómeno meteorológico

         

Imagen

              Una tormenta tropical es un fenómeno meteorológico, una perturbación violenta de la atmósfera que incluye fuertes vientos y precipitaciones. Las tormentas se caracterizan por la coexistencia de una o dos masas de aire a diferentes temperaturas, lo que provoca inestabilidad en el ambiente que pueden incluir truenos, relámpagos, lluvias y granizo.

Más o menos como una tormenta ha sido mi vida en los últimos meses. La perturbación violenta fue un correo electrónico que me anunciaba una gran oportunidad: pasar un año de mi vida trabajando en Brasil. Los vientos y las precipitaciones llegaron en forma de miles de ideas en mi mente, planes, oportunidades, angustias pasadas y futuras, dudas y felicidad.

Es verdad que existían masas de aire a diferentes temperaturas y no sólo porque la noticia me pillara en el otoño madrileño y de repente me imaginase a 30 y muchos grados al otro lado del Atlántico. Chocaban las ganas de trabajar de algo que me había costado mucho aprender con el perfil que me asignaban y que no era precisamente mi fuerte, pero esas aventuras quedarán para otros post.

Y después de eso, todo fueron truenos y miedos, relámpagos e ilusión, lluvias y lágrimas de despedida, granizo y tantos planes por hacer…

Ahora estoy aquí, viviendo en São Paulo desde hace una semana y trabajando sin mayores incidencias desde hace cuatro días. Cada tarde presencio una tormenta en esta ciudad tropical. He asumido ya que la lluvia me acompaña allá donde voy y me siento feliz.

 

Ah! Y yo odio hablar del tiempo.