Lollapalooza

Ir de festival mola. Ya casi no me acordaba de lo que era pasarse horas de pie, bebiendo cerveza y escuchando música entre la multitud. Es verdad que ya no estoy para pasarme tres días metida en una tienda de campaña y duchándome si toca con agua más que fría, pero como diría un brasileiro: olha, o Lollapalooza foi muito legal!! Bastante genial en realidad.

Precio asequible y cartelazo de bandas internacionales. Circuito de Interlagos, Brasil y un día espléndido. ¿Qué más se pude pedir?

Imagen

Es verdad que un concierto a las 2 de la tarde con 30º es sólo apto para los más fans, pero Capital Cities estuvieron genial. Cada vez me gustan más y tuvieron un final de concierto que era digno de haber sido a las 12 de la noche y para (más) miles de personas. Y luego Cage The Elephant, not my favourite, pero estuvo bastante bien. Y ese show final escalando la torre y andando por el techo de la carpa, digno de una superstar…

Julian Casablancas (The Strokes) también me dejó gratamente sorprendida, la verdad es que no le había escuchado en absoluto y mereció la pena arrastrarse de nuevo hasta el palco Skol para verle. Imagine Dragons, geniales! Me da pena no haberlo podido disfrutar más, pero estábamos muy arriba en la colina y el sonido llegaba mal, pero gran actuación. Nine Inch Nails, demasiado oscuros para mí a las 8 de la tarde.

Y de lo mejor del día, como era de esperar: Phoenix. Me encantó el concierto, los tíos se lo curraron un montón, Thom Mars se tiró al público y voló sobre las manos de la gente un buen rato. Un sonido perfecto y de esos que consigue contagiarte la euforia. Y Muse. Para los superfans, seguro que no tengo que decir nada. La voz de Matt Bellamy igual no era la mejor pero desde luego son un espectáculo. La noche no podía haber acabado mejor.

LOLLAPALOOZA Brasil 5 de abril

[lista de reproducción]

Y todo esto sólo en dos escenarios. Había otros dos palcos donde me perdí a Lorde, Café Tacvba, Disclosure y varias bandas brasileiras con pintas de ser buenas como Nação Zumbi, ¡pero es que no había tiempo! Y más el domingo: Vampire Weekend, Arcade Fire, Soundgarden, Ellie Goulding, New Order…

La organización y el sitio perfectos. A pesar de que haber 70.000 personas en el autódromo, las colas avanzaban rápido, los baños estaban presentables, había buen ambiente, sitio para tumbarte a descansar un rato en el césped, alternativas de actividades a los conciertos y buena comunicación con el transporte público.

ME HA ENCANTADO! Y la temporada no acaba más que de empezar. Creo que São Paulo va a conseguir resarcirme de mi último año de sequía musical en Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s