Carnaval en Rio

¿Sabes esas listas de cosas que todo el mundo quiere hacer al menos una vez en la vida? Cosas del tipo: ver atardecer/amanecer en una playa desierta y paradisiaca, tirarse en paracaídas, pasar un Carnaval en Rio de Janeiro… Pues esto último: Check! (esto es postureo). Estando en Brasil no podía desaprovechar la oportunidad de ver cómo se celebra una de las mayores fiestas del mundo, asique desde casi el día que llegué estaba previsto “pular Carnaval no Rio”.

Siempre me ha hecho mucha gracia la manida frase Spain is different cuando se aplica a las peculiaridades varias de nuestro amado reino. En el caso de Brasil, creo que no hay ninguna frase que logre resumirlo. Ya lo he dicho y lo repetiré siempre: lo de este país es increíble. En todos los sentidos.

Los aviones estaban caros, asique el bus se planteaba la mejor opción para hacer el viaje y llegar a una hora más o menos aceptable para dormir y empezar al día siguiente con fuerza. Ese era el plan. Pero se topó de frente con que la estación de autobuses de Rio es demasiado pequeña para tamaño acontecimiento y nos pasamos 3 benditas horas para recorrer los apenas 500 metros que separaban el mega-atasco de la entrada de la estación. Una de las frases más repetidas durante ese tiempo fue “Imaxina na Copa”, pero a eso le dedicaremos otro post.

Superada la primera prueba llegó el sábado de Carnaval, que llamaremos ‘En busca del bloco fantasma’. La fiesta en Rio acontece a todas horas, pero desde bien temprano por la mañana empieza a haber ambiente. Los blocos de rua recorren las calles con todo tipo de música (camiones, bandas en directo, charangas) y se les va sumando todo el que quiera para disfrutar de la samba y la 

Imagen

muchedumbre. Uno de los más conocidos es Bola Preta, ese que intentamos alcanzar y que nunca llegamos a ver… (el bloco son los padres). Menos mal que Ipanema nos permitió ver pasar a su Banda y vivir el Carnaval más auténtico. Y para rematar la tarde, 

caipirinha en la playa, con el Pão de Açúcar al fondo, ¿se puede pedir algo más? 

Bloco Cordão do Bola Preta 

 

El domingo lo vamos a titular ‘Copacabana y el sambódromo’. ¿Qué hay más conocido en Río que sus playas y las escolas de samba? Vale, el Cristo Redentor, pero no era finde de turisteo, asique nos pasamos la mañana disfrutando de la enorme playa de Copacabana (otro check postureo de la lista) y por la noche nos fuimos a ver el espectáculo. Por 40R$ entramos al Sambódromo, nos sentamos en el Sector 13 y vimos el desfile. Merece la pena la experiencia. No lo vives tan intensamente como los locales ni eres superfan de una escuela, pero verlo es emocionante. Cada escuela cuenta como una historia a través de coreografías, carrozas, música y las fantasías.

 Carnaval 2014 – Escolas de samba 

El lunes fue el día de ‘Aguanta o muere’. Recién levantados y desayunados nos pusimos camino al bloco Sargento Pimenta, también uno de los más conocidos de Rio y que hace versiones de canciones de los Beatles. Una fiesta vamos. Todo el día de música y aire libre, cena en una terracita al lado de la Escadaria Selaron y luego de fiesta por Lapa. Además de ser el barrio bohemio (y turbio) por excelencia de la ciudad tiene una interesante colección de bares, discotecas y garitos varios donde pasar la noche, la madrugada y hasta que el cuerpo aguante, o te echen del local, lo que ocurra antes.

Bloco Sargento Pimenta

Es muy difícil resumir el Carnaval en pocas palabras. Hay gente, mucha gente, demasiada gente por todas partes. Disfraces inverosímiles. Abundan los gringos, extranjeros y turistas en general. La fiesta parece que no acaba nunca y, de hecho, creo que es así, a todas horas, en cualquier lugar podrás encontrar música, bebida y fiesteros. Se bebe mucho y se come cuando y como se puede. Hablas con todo tipo de personas, de todo tipo de cosas y casi en cualquier idioma que puedas manejar mínimamente. Hay amor, mucho amor.

Es intenso. 

Anuncios

6 pensamientos en “Carnaval en Rio

    • Tendrás toda la intensidad que quieras, que tú ya tienes práctica… Ojalá hubieses estado!! Nos lo habríamos pasado maravillosamente!! ¿El próximo año?

  1. Que bom que gostou. Aqui no Brasil, nós vivemos sempre intensamente. Há muitos problemas, mas há muita esperança. Pode descobrir histórias incríveis, seja numa festa lotada de pessoas, seja sentada numa calçada na rua fumando na madrugada. Temos muitas facetas, mas em quase todas somos intensos. Walmir 🙂

    • Por esa intensidad adoro este país! Eu gosto de novas experiências, novos lugares e novas madrugadas e, no final, todos nós somos a soma de nossas histórias, não é?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s